top of page

Juega con tu hijo para impulsar su desarrollo



¿Sabías que la diversión es una parte esencial para el desarrollo del lenguaje de tu hijo?


Las investigaciones muestran que los niños aprenden mejor un idioma mientras tienen interacciones divertidas y prolongadas con sus padres y/o cuidadores. Pero ¿qué exactamente hace que una interacción sea divertida para tu hijo?, y ¿qué puedes hacer para mantener esa diversión para darle a tu hijo las mejores oportunidades que colaboren a mejorar sus habilidades de comunicación?


Te dejamos unos tips para ayudarte:


Los ingredientes de una interacción divertida son:


  1. Los intereses de tu hijo y lo que le genera curiosidad: La interacción será mucho más divertida si se basa en los intereses de tu hijo, siendo parte de una actividad que disfruten.

  2. La motivación de tu hijo: Responder con entusiasmo a tu hijo siempre que se comunique contigo, lo motiva a querer seguir interactuando, dándole más oportunidades para comunicarse y aprender.

  3. Tu respuesta: Cuando respondes con entusiasmo a lo que sea que tu hijo te comunique, estás haciendo que la interacción sea más divertida y aumenten las oportunidades para aprender.


¿Cómo escoger una actividad?


  • Piensa en algo que tu hijo disfrute hacer

¡Haz un esfuerzo por ir más allá de su caja de juguetes! Lo que le llama la atención a tu hijo podría sorprenderte. Tal vez le encanta esconderse en la canasta de la ropa, sacar pañuelos de una caja o empujar una cinta por el piso. Puedes crear interacciones divertidas utilizando cualquier cosa que le llame la atención.

  • Evita actividades que podrían distraer de la interacción

Juguetes, juegos y libros electrónicos que hacen “todo el trabajo” con luces, sonidos o canciones pregrabadas pueden entorpecer tu interacción con él. Procura utilizar juguetes u objetos más simples para favorecer el uso de la imaginación y comunicación.


Observa, espera y escucha


El paso previo para tener una interacción valiosa y divertida es ponerte a su altura, de modo que estén cerca y puedan verse cara a cara.


Entonces…


  1. Observa: Observa a tu hijo en silencio y pon mucha atención a lo que dice o hace. Esto te permitirá detectar aquello que le interesa.

  2. Espera: Cuando esperas en silencio, sin decirle a tu hijo qué hacer, le das la oportunidad de explorar y experimentar, lo que te permitirá detectar lo que más le llama la atención. También le das la oportunidad de iniciar la interacción y “decirte” algo.

  3. Escucha: Pon mucha atención a lo que tu hijo dice, sin interrumpir. Esto le permite saber que estás presente y enfocado en él, y que lo que tiene que decir es importante para ti.


Por último, sigue su ejemplo


Cuando observas, esperas y escuchas, descubrirás cuál es la parte favorita de la actividad para tu hijo - la parte que le divierte más! También puede iniciar la interacción y comunicarse contigo con respecto a esta actividad. Puedes usar esto como punto de partida para seguir su ejemplo. Por ejemplo, si a tu hijo realmente le gusta construir con bloques, puedes:


  • Copiar lo que está haciendo - Toma unos bloques y haz tu propia torre, colocándolos de la misma manera en que él lo hace. Esto probablemente atrapará su atención y podrá reírse, sonreirte o comentar al respecto.

  • Responder con interés a lo que tu hijo te dice - Si tu hijo señala su torre y hace algún sonido o comenta algo, usa una voz de entusiasmo y responde algo como: “Wow, tu torre es altísima”.

  • Construye de manera juguetona sobre lo que tu hijo dice o hace - Después de copiar lo que tu hijo hace por un rato, puedes agregar una idea como: “Me pregunto qué tan alto podemos construir nuestras torres” y haz la tuya más grande. De aquí, una verdadera conversación podría suceder!


Cuando observas, esperas y escuchas, y sigues el ejemplo de tu hijo, estás sentando las bases para tener interacciones divertidas que ambos disfrutarán y querrán que continúen - creando infinitas oportunidades para que tu hijo aprenda de ti y tome turnos mejorando sus habilidades de comunicación.


Este artículo es una traducción y adaptación del artículo "It’s “OWL” About Having Fun! Promoting Your Child’s Language Learning through Fun Interactions" publicado por The Hanen Centre. La traducción fue hecha por la Lic. en Pedagogía Gloria Andrea Délano Herrera el 30 de enero de 2023.



Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page